¿Qué es la celiaquía y cuáles son sus síntomas?

La celiaquía es una afección alimentaria crónica, caracterizada por una absorción intestinal deficitaria causada por la intolerancia a algunas proteínas del gluten, llamadas prolaminas, presentes en algunos cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno. Dicha hipersensibilidad resulta ser permanente, no sanable y en parte genéticamente determinada.

La intolerancia hacia el gluten puede aparecer a cualquier edad, sin embargo esta se manifiesta más a menudo durante la fase post natal. El consumo de alimentos que contienen gluten en sujetos celíacos lleva a una inflamación de la mucosa intestinal, frecuentemente acompañada de la destrucción de las células hepáticas. Las substancias nutricionales no son asimiladas de forma correcta y se quedan en el interior del intestino.

Los síntomas característicos pueden ser la perdida de peso, diarrea, anemia, dolores y fragilidad en los huesos, cansancio, variaciones de humor y, en el caso de la celiaquía infantil, complicaciones en el desarrollo. El diagnóstico se hace por medio de biopsias del intestino tenue que demuestran una atrofia de los vellos intestinales con una consecuente reducción de la superficie de absorción. Actualmente no existen curas al respecto y solo la acción preventiva de una dieta totalmente ausente de gluten puede evitar la manifestación de los síntomas.