¿Cómo leer la etiqueta de valores nutricionales?

Saber leer e interpretar la tabla de información nutricional puede ayudarte a entender el aporte que una porción de Pasta El Dorado brinda a tu organismo.

Para facilitar la comprensión de los valores nutricionales presentes en cada porción de nuestra pasta gluten-free, te ofrecemos las siguientes referencias:

  • Tamaño por porción: es el parámetro referencial para el resto de la información que se presenta en la tabla nutrimental de nuestro producto. Indica el gramaje para una (1) ración de alimento contenida en el paquete de Pasta El Dorado y, con base en este valor, permite discriminar cuánto es el aporte nutricional en calorías, grasas, vitaminas, minerales, fibras y otros indicadores de la tabla nutricional para cada porción de producto.
  • Porciones por envase: corresponde al número de raciones que hay en un (1) paquete de Pasta El Dorado.
  • Cantidad por porción: desglosa cuántas calorías y calorías de grasa hay en una (1) porción del producto. Ambos valores son muy distintos y que un producto no contenga grasas no significa que no sea fuente de calorías. Es necesario aclarar que de las calorías obtenemos energía, por consiguiente todos las necesitamos. Y para añadir, las fuentes de energía son tres: grasa total, carbohidratos totales y proteínas, cuyos aportes son detallados en porcentajes de valor diario.
  • Valor diario: es el porcentaje de un nutriente específico en cada porción. Puede ser bueno o malo, alto o bajo, dependiendo de si es conveniente consumir dicho nutriente en mayor o menor cantidad. Por ejemplo, que la porción tenga un porcentaje superior al 20% para un nutriente en concreto es considerado un valor alto. Si el aporte está por debajo del 5%, es considerado un valor bajo. Los porcentajes de valor diario están basados genéricamente en una dieta de 2000 calorías, y éstos pueden variar dependiendo de la necesidad calórica de la persona (si se trata de un individuo activo o sedentario, las calorías ideales para una dieta pueden situarse por encima o por debajo de esas 2000 calorías).
  • Grasa total: la grasa es un nutriente importante como fuente de energía, pero que en demasía es perjudicial a la salud. 5% de valor diario de grasa total es considerado un índice bajo. 20% de valor diario de grasa total es considerado un índice alto.
  • Grasa saturada y grasa trans: la grasa saturada es una grasa no aconsejable presente en carnes, lácteos y en determinados aceites vegetales y mantecas sólidas. La grasa trans es una grasa hidrogenada que puede aumentar el colesterol malo (HDL) y reducir el colesterol bueno (LDL). Aunque no se ha establecido un valor mínimo diario para el consumo de grasas trans, se aconseja evitarlas lo máximo posible. Hay opiniones que sugieren mantener el valor diario consumido de ambas grasas por debajo del 7%.
  • Colesterol: es un nutriente que se obtiene tanto por consumo de alimentos de origen animal como por generación propia del organismo. 5% del valor diario o menos en este aspecto es considerado un aporte bajo en colesterol. Por encima del 20%, se habla de un producto con un valor diario alto en colesterol.
  • Sodio: o sal. 5% de valor diario o menos de este nutriente se considera un aporte bajo. Sobre el 20%, es un valor diario alto. Junto con el colesterol y las grasas, es otro de los nutrientes que se sugiere limitar.
  • Carbohidratos totales: es la primera fuente de energía del organismo. Su consumo debe aumentar o disminuir en función del estilo de vida y tipo de actividad física del individuo. Está compuesto por fibras y azúcares.
  • Fibra dietaria: es uno de los tipos de carbohidratos más importantes que hay. Se recomienda que la mayoría de los adultos consuman más de 25 gramos de fibra cada día. 5% ó menos de valor diario constituye un indice de aporte bajo en fibra. Por encima del 20%, se habla de un valor diario alto de aporte en fibra.
  • Azúcares: es frecuentemente aconsejable observar que los productos que consumamos no contengan más de 10% del valor diario de este carbohidrato por porción.
  • Proteína: esencial en la formación y reparación de músculos. Se indica como ideal consumir entre 46 y 56 gramos de proteína por día para hombre y mujer respectivamente, o recomendable el consumo de la misma alcanzando el 15% del valor calórico total diario.
  • Vitaminas y minerales: indispensables para sostener varias funciones del cuerpo. Se sugiere procurar aumentar o mantener constante el consumo de estos nutrientes para apoyar el buen funcionamiento del organismo.