¿Cómo reconozco la pasta gluten-free de calidad?

En el campo de los productos sin gluten, reconocer y encontrar una pasta de calidad constituye un momento especial para quienes están sujetos a una dieta con restricciones alimentarias. Desorientación respecto a marcas, precios, aspecto, sabor, consistencia, pureza y disponibilidad suelen ser factores que generan algunas ansiedades al momento de la compra (o en la necesidad de realizarla).

En la evaluación visual, lo primero que debe tenerse en cuenta es la lectura de los ingredientes del producto, así como el color y la contextura de la pasta a adquirir. Debe prestarse atención a que la pasta no sea producida a partir de cereales TACC (trigo, avena, cebada, centeno), que no sea de textura quebradiza y que su color sea uniforme. Los productos gluten-free, si realmente lo son, cuentan con el logo de la espiga barrada o de alguna asociación de celíacos que avale esta característica.

Dependiendo del cereal, la transparencia u opacidad de la pasta se correlacionan con la calidad del producto en los procesos de cocción. Para el caso de la de maíz, un tono intenso, dorado y translúcido son características que identifican a una pasta de buen estándar. En las de arroz y de quinoa, la opacidad de éstas indican resistencia y consistencia al momento de cocinar.

Por otro lado está la lectura de la tabla nutricional. Las pastas de calidad no llevan aditivos químicos, ni colorantes, e incluyen datos completos de los aportes nutricionales del producto. También está la información del origen de los ingredientes y el establecimiento donde es producida la pasta: si se trata de un fabricante con planta dedicada exclusivamente al procesamiento de materias primas sin gluten, o si se trata de una unidad de negocio dentro de un holding que produce decenas de otros productos que no están exentos de gluten. Esta evaluación es relevante para determinar el grado de controles sanitarios, conocimiento y responsabilidad del productor sobre aspectos inherentes a la calidad del producto como prevención de contaminación cruzada.

Por último está el reconocimiento del lugar donde se consigue la pasta sin gluten: tiendas especializadas, o grandes cadenas con una cuidada segmentación de productos para vida saludable, son factores a considerar para determinar la calidad de la pasta gluten-free, pues son elementos indicativos de los niveles de control de calidad que el producto ha superado para ser distribuído en el mercado.